Web Personal de Diego
 

 

Cusco, ciudad olvidada en la Rep?blica, descuidada, abandonada, dejada a su suerte, fue cuando declin? junto con otros pueblos marginados del Per?, sin caminos, sin industrias, con una agricultura sin mercados, y hasta sus hijos la dejaban para buscar mejor suerte rumbo a la costa.


Fue entonces, en su dolor, Cusco,que llegaron los Salesianos, en diligencia, un 24 de febrero de 1905, para iniciar la tarea de reconstruir la ciudaddesde sus hombres, desde la educaci?n. Desde entonces han ya pasado 108 a?os. Cusco ha resurgido. Se le ha dado el sitial que merecen los monumentos hist?ricos del Imperio y de la Colonia. Se ha convertido en el centro y en la mirada de todo el mundo y lo han considerado Patrimonio cultural del mundo. Su imperioso y majestuoso Machupicchu se ha visto coronada como una de las siete maravillas del mundo. Recorrer sus plazas, sus calles, sus recovecos, es un encanto, pareciera que caminamos a lado de nuestros antepasados, o corremos tras cada piedra convertida en el C?pac-?an. La ciudad como sus alrededores se ha convertido en la atracci?n de todos.

En estos 108 a?os la historia de la Obra Salesiana se confunde con la historia del Cusco en un destino com?n. En cada hito recordamos a los hombres que hicieron la historia y los continuaron hasta nuestros d?as. Los recuerdos y nombres de los salesianos recorren nuestro coraz?n: Ferruccio, Baldi, SantineIIi, Sachetti, Calder?n, Pacheco, Arag?n, Posada, Corante, Santisteban y Oshiro. Y junto a estos grandes salesianos no podemos olvidar los nombres de tantos maestros, educadores que han pasado y han hecho historia en nuestro colegio.

   

Mi e-mail:

Contactos: